18 Abr

Lácteos veganos: préparalos en casa con dos fáciles recetas

El mundo está cambiando y cada día somos más los que optamos por una alimentación basada en plantas, ya sea por salud, por principios o por el medio ambiente. Por lo mismo, contar con recetas que nos faciliten este camino es de suma importancia: recetas veganas, vegetarianas o, incluso, macrobióticas. ¡Y nada más rico que preparar tus propios Lácteos Veganos con leche de almendras y de coco!

Una de las cosas que más extrañé en un principio cuando decidí cambiar mi alimentación fueron los lácteos. Y es que, en general, de pequeños estamos acostumbrados  a consumirlos y son parte importante de la rutina de muchos. Es por eso que unas de las primeras recetas veganas con las que experimenté fue con las de lácteos veganos: “leches” o jugos vegetales y con el yogurt de coco; y para mi sorpresa ¡Fue todo un éxito! Logré suplir mis ganas por los lácteos y, mejor aún, nunca más me sentí hinchada ni con el estómago pesado luego de consumirlos. Fue así como la leche de almendras y la de coco se convirtieron en unas de mi mejores aliadas a la hora de cocinar lácteos veganos.

Lo mejor de todo es que las recetas veganas para preparar estos lácteos veganos necesitan de muy pocos ingredientes.

“LECHE” O JUGO DE ALMENDRAS

Para hacerla sólo necesitas 1 taza de almendras remojadas en agua toda la noche, 1 litro de agua y una bolsa de mermelada o un cedazo. ¡El proceso es tan simple que no lo vas a creer! Drena las almendras y ponlas en una licuadora con el litro de agua. Debes procesar hasta que esté homogéneo. Finalmente debes colar con la bolsa la pulpa y traspasar el líquido a un frasco de vidrio y ¡Listo! La leche de almendras estará en perfectas condiciones para ser refrigerada por 4-5 días.

YOGURT DE LECHE DE COCO

Este yogurt es genial y la receta vegana es muy fácil de seguir, ya que no necesitarás yogurtera para poder prepararlo ¿Lo más importante? Una leche de coco orgánica y de calidad como la de la marca Clearspring. Además necesitarás maicena o harina de tapioca y un probiótico en polvo (si eres vegano fíjate que sea sólo Lactobacillus Acidophilus), aunque también puede ser en cápsulas pero sácalas de su envase ya que están hechos de gelatina.  Para hacer el yogurt es muy simple, necesitas 1 lata de leche de coco Clearspring, 1 cucharadita de tapioca y 2 cucharaditas de probióticos. Pon a calentar la leche de coco con la cucharadita de harina de tapioca y revuelve por 10-15 minutos o hasta que espese sin dejar que hierva. Traspasa la mezcla a un frasco de vidrio y dejar enfriar. Una vez frío, agregar los probióticos y deja reposar por 12 horas. Finalmente debes refrigerar por 3 horas más y ¡Listo! Tienes el mejor yogurt de coco orgánico.

Lo mejor de todo es que no tienes que estar haciendo la leche ni el yogurt todos los días, basta con que te organices y lo hagas una vez a la semana y así podrás disfrutar el resto de la semana de tus lácteos veganos. ¿Conoces el método Batch Cooking de cocina por lotes? Te podría ayudar, puedes leer más sobre él en la entrada de Antonia Cafati en nuestro blog.